Descubre qué alimentos primarios están en desbalance

Descubre qué alimentos primarios están en desbalance

El concepto de alimentos primarios fue desarrollado por Joshua Rosenthal, fundador del Institute for Integrative Nutrition® (IIN®), y se basa en que la nutrición es una fuente secundaria de energía. Los alimentos primarios, o fuentes no alimentarias de nutrición, son las que realmente nos satisfacen. Los niños son un buen ejemplo, cuando vibran al jugar y al conocer cosas nuevas. Los enamorados se alimentan de la pura felicidad y la paz en que viven, mientras que los empresarios apasionados son alimentados por sus trabajos. La emoción y el éxtasis de la vida cotidiana nos pueden alimentar de forma más completa que cualquier alimento.

Los alimentos primarios no están en un plato de comida, pero nos nutren en un nivel más profundo. Los cuatro principales alimentos primarios son:

  • Profesión.
  • Relaciones interpersonales.
  • Actividad física.
  • Práctica Espiritual. Esto no significa necesariamente profesar una religión, sino aquello que nos alimenta el alma. Por ejemplo, el arte y la meditación.

Mientras nuestros alimentos primarios estén en balance, menos dependeremos de los alimentos secundarios para sentirnos bien. Y, por el contrario, cuanto más nos llenemos de alimentos secundarios, menos espacio dejaremos para los alimentos primarios, que son nuestra verdadera fuente de nutrición. Muchas religiones y culturas practican el ayuno, abriendo de esta manera, diferentes canales para recibir una mayor cantidad de alimentos primarios.

 

El círculo de la vida

Para entender qué áreas de tu vida pueden estar necesitando un poco de atención, es fundamental darse tiempo de calidad para explorar tu equilibrio personal entre la alimentación primaria y los alimentos secundarios.

El Institute for Integrative Nutrition® enseña una serie de teorías y conceptos sobre alimentación. El Círculo de la Vida, que se muestra a continuación, es un diagrama que IIN® proporciona para ayudar a las personas a identificar desequilibrios en sus vidas.

Descubre qué alimentos primarios están en desbalance 1

Para completar tu Círculo de vida, coloca un punto dentro de cada sección del círculo, para indicar tu nivel de satisfacción en cada área. Mientras más cercano al centro esté el punto, indicará un mayor grado de insatisfacción. El nivel de satisfacción será mayor, cuando el punto esté más cercano a la periferia o borde. Por ejemplo, si tu vida social es satisfactoria, coloca un punto en algún lugar hacia el borde exterior del círculo dentro del área de Vida social. Luego, conecta los puntos para determinar en qué áreas de tu vida estás satisfecho y qué áreas necesitan mayor atención de tu parte.

Este ejercicio te ayudará a conectar tus prioridades y, por consiguiente, definir tus metas y objetivos. Es muy fácil de realizar. Sólo debes seguir los pasos que detallan a continuación:

  1. Pincha el siguiente link para descargar tu círculo de la vida.
  2. Imprime una copia.
  3. Dibuja un punto sobre cada una de las líneas para indicar tu nivel de satisfacción respecto de cada área. Un punto hacia el centro del círculo indica insatisfacción, mientras que un punto hacia la periferia indica satisfacción.
  4. Conecta los puntos para darle forma a tu círculo de la vida.
  5. Identifica aquellas áreas donde existe mayor insatisfacción.
  6. Determina a qué le dedicarás más tiempo y energía, de modo de crear equilibrio.

Los alimentos primarios determinan tu relación con la comida

Muchas veces un desbalance en una o más áreas de tu vida, puede generar problemas en la forma en que te relacionas con la comida. Recuerdo haber tenido una paciente que, antes de visitarme, se había desempeñado durante 10 años como analista de negocios y ventas en una empresa australiana. Acudió a mí porque se le hacía muy difícil bajar de peso, además sufría de antojos por cosas dulces, los que aumentaban al llegar a casa luego de un día de trabajo.

Comenzamos nuestras sesiones por lo más básico, que consiste en aprender a organizarse y planear un menú semanal, para contar con la mayor cantidad posible de comida preparada en casa y, de este modo, evitar comer comida chatarra. Sin embargo, cada vez que llegaba a su hogar, de vuelta del trabajo, no se resistía y comía aquellas cosas que no le beneficiaban. En general cosas dulces y productos procesados, que están cargados de azúcar, para luego sentirse culpable. Realmente a esta persona le resultaba muy difícil romper con este círculo vicioso.

En las siguientes sesiones, decidí abordar el tema sobre su relación con la comida y, en especial, con el azúcar. Luego de realizar el ejercicio del Círculo de la Vida, conversamos acerca de las cosas que faltaban en su vida y cómo éstas eran, de alguna manera, reemplazadas por la comida. En especial por el azúcar que secuestra la producción de dopamina en el cerebro, neurotransmisor que, entre otros procesos, controla los estados de placer. En una de estas sesiones, tocamos un área muy importante, su trabajo y sus aspiraciones profesionales. Como la gran mayoría de las personas, ella pasaba más de 8 horas diarias en la oficina, es decir al menos 1/3 de su día.

Le pedí que me comentara acerca de sus objetivos y aspiraciones profesionales para los siguientes 3 a 5 años. Ella respondió que quería ser una muy buena analista y tener un mejor sueldo. Le pregunté cuál era su definición de “buena analista”. Entonces, se dio cuenta de que no tenía claridad respecto de lo que quería hacer y continuó explicando que, en realidad, no existía mucha diferencia respecto de sus responsabilidades actuales y lo que haría un analista recién graduado de la universidad.

Frente a esa respuesta, era bastante evidente que no se proyectaba en su actual profesión. “Por qué trabajas, entonces, como analista”, le pregunté. “Porque soy contadora”, respondió. Naturalmente, la siguiente pregunta fue por qué había estudiado contabilidad. En ese momento, su expresión cambió, fue como si hubiese descubierto algo. Noté un aire de pena. Finalmente, me contestó que ella era contadora, porque sus padres así lo quisieron.

Descubre qué alimentos primarios están en desbalance 2

 Continuamos conversando acerca de qué ocupación habría elegido si a los 18 años hubiese tenido la posibilidad de optar libremente su profesión y conversamos también acerca de sus pasiones. Su rostro se iluminó cuando me contó que le encantaba diseñar y hacer ropa, incluso la blusa que vestía en ese momento había sido hecha por ella misma.

Habíamos encontrado la causa raíz de su ansiedad por comer cosas dulces, la cual era gatillada por la frustración que le generaba tener una ocupación que no le llenaba como persona y en donde pasaba gran parte de su día. Entonces, al volver a casa, necesitaba sentirse mejor, y para eso recurría al azúcar. Y engordaba.

En las siguientes sesiones de coaching, comenzamos a enfocarnos en encontrar una manera de integrar su trabajo con otra actividad paralela que le generara satisfacción o, una estrategia para hacer una transición a una industria acorde a su pasión.

En un principio hubo algo de resistencia, producto de la ansiedad y miedo que genera un cambio tan importante, pero de a poco mi paciente fue encontrando y explorando diferentes actividades que podría realizar y desarrollar como negocio. Le asigné algunas tareas, como, por ejemplo, buscar referentes que a ella le causaran admiración y analizar cómo habían logrado cambiar sus vidas. Generar una lista de empresas afines a sus intereses, analizar sus procesos de reclutamiento y ponerse en contacto con ellas entre otras.

Así continuamos, hasta que mi paciente, junto con una amiga, decidieron comenzar un emprendimiento de decoración y diseño de arreglos para matrimonios, con la intención de dedicarse de lleno a esta actividad en el futuro. Sus antojos por el azúcar disminuyeron y su relación con la comida mejoró. El aumento de satisfacción en su vida, y no una dieta, fue lo que le ayudó a recuperar su peso normal.

Este ejemplo ilustra la importancia de entender qué es lo que está pasando en tu vida ahora y qué ámbitos de tu vida diaria podrían estar influenciando la manera en que te relacionas con la comida. En el caso de esta paciente, su sobrepeso estaba relacionado estrechamente con uno de los alimentos primarios más potentes en nuestras vidas: la profesión u oficio.

Selecciona tu moneda