La raíz del problema

Nuestro estilo de vida nos está matando

A pesar de las recomendaciones y políticas gubernamentales sobre alimentación implementadas en las últimas 4 décadas, las enfermedades crónicas como la obesidad, depresión, enfermedades cardiovasculares y diabetes entre otras, siguen en aumento.

La “causa-raíz” de los problemas crónicos de hoy en día se deben al estilo de vida actual sedentario, que incluye una dieta saturada de azúcares basada en productos procesados.

La Organización Mundial de la Salud estima que el 71 % de las muertes en el mundo, se deben a enfermedades no contagiosas. En otras palabras, relacionadas con el estilo de vida. Puedes leer el reporte aquí.

Algunos estadísitcas que quizás no conocías

  • Las enfermedades no contagiosas o crónicas, matan a 41 millones de personas al año. 71% de todas las muertes en el mundo.
  • 15 millones de personas entre 30 y 69 años mueren de enfermedades crónicas cada año. El 85% de estas muertes ocurre en países en vías de desarrollo.
  • Cerca de 33 millones de personas mueren de enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias y diabetes.
  • Tabaco, sedentarismo, dietas poco saludables y alcohol son los principales factores de riesgo.
  • Principales factores metabólicos de riesgo:
    • Hipertensión
    • Sobrepeso y obesidad
    • Hiperglucemia (azúcar en sangre elevada)
    • Hiperlipidemia (triglicérdios en sangre elevados)

La solución está en ti – Tu vida en Balance

Ahora que el sistema de alimentación en el que estamos trabajando está bien establecido, es momento de volver a conectarnos con todo lo que nos llevó a tomar la decisión de realizar un cambio en nuestra vida.

El objetivo es entender qué áreas de nuestra vida requieren de mayor atención, para así, continuar desarrollando mecanismos alternativos al azúcar y la comida, y generar satisfacción de manera sostenible en el tiempo.

Probablemente cuentas con una mayor claridad mental, ahora que ya has pasado 2 semanas libre de azúcar y del exceso de carbohidratos presentes en harinas, masas, pan, arroz y productos procesados. Es entonces la oportunidad ideal para que vuelvas a realizar el ejercicio Tu Vida en Balance y lo compares con los resultados de la semana 0.

  • ¿Cómo cambió tu mapa de satisfacción?
  • ¿Cómo ha cambiado tu perspectiva respecto de los pilares del estilo de vida?
  • ¿Qué acciones has implementado para mejorar tu nivel de satisfacción en aquellas áreas más débiles?

 No olvides que cuando uno o más de los pilares están insatisfechos, tendemos a compensar la insatisfacción con cosas que nos generan placer, como el azúcar, pero que no solucionan el problema.

La raíz de nuestros problemas está siempre relacionada con nuestro estilo de vida y es un trabajo de desarrollo personal que no termina aquí. Es un trabajo continuo.

Completa tu diagrama Tu vida en Balance y compáralo con la versión que trabajaste en la semana 0. ¿Cómo ha cambiado?

Descargar evaluación Tu Vida En Balance

¿Sigues inmune al cambio?

Durante la semana 0 tuviste la oportunidad de explorar las razones por la que se nos hace tan díficil cambiar esos viejos hábitos, fuertemente arraigados en nuestro ser y que muchas veces nos impiden cambiar. Nos llevan a generar de manera inconsciente, comportamientos que obstaculizan el logro de nuestros objetivos.  

¿Creaste un plan de acción en base a lo que identificaste en la Inmunidad al Cambio?

¿Has puesto atención a los comportamientos que nos llevan a autoboicotearnos?

¿Llevaste a cabo acciones para evitar el autoboicot?

Es una buena idea que vuelvas a realizar el ejercicio para que veas qué ha cambiado y qué hábitos te ha sido más difícil cambiar. 

Si tienes dudas sobre cómo realizar el ejercicio, revisa el ejemplo de la semana 0 o deja tus preguntas en el grupo privado de Facebook.

  • Inmunidad al cambio

  • Confirma tus datos

    Así te podremos enviar una copia a tu correo.

Selecciona tu moneda