Organización y preparación

Organización: La clave del exito

El objetivo es que te organices para la primera semana del programa y aproveches de comenzar a reducir el consumo de productos procesados, azúcar, edulcorantes, harinas y carbohidratos para así aminorar los posibles malestares que pueden generarse en los primeros días.

Organizarse y prepararse puede hacer una gran diferencia.

En esta sección encontrarás recomendaciones para ganar tiempo en la preparación de las deliciosas y saludables recetas incluidas en este programa.

Planifica el menú de tu semana

Revisa los menús que hemos propuesto y haz los cambios que se acomoden más a tu gusto. No olvides que el recetario incluye una sección de acompañamientos para agregar a tus platos, además de deliciosos snacks para combatir la ansiedad que puede generarse durante la primera semana.

  • Puedes encontrar menús sugeridos en la sección de recetas.
  • Revisa nuestra guía práctica para planificar tus menús semanales. Puedes encontrar tu guía aquí.

Descarga la plantilla para diseñar tu menú semanal

Cocina una vez para muchas veces

Deja dos tardes o dos mañanas de la semana para cocinar la mayoría de tus platos. Almacénalos en contenedores herméticos y guárdalos en el refrigerador o freezer.

También puedes usar la técnica conocida como batch cooking: cocina una vez para comer al menos dos veces.

Por ejemplo: en una olla a presión cocina la mayor cantidad de piernas de pollo posible. Luego las refrigeras o congelas. Así ya tendrás la base lista para ricas y diversas recetas. Por ejemplo:

  • Pollo asado: en una fuente para horno colocas las piernas de pollo ya cocidas, agregas algo de aceite de coco, palta (aguacate) u oliva y horneas por 15 a 20 minutos.
  • Salteado de pollo: picas algunas piernasde pollo ya cocidas de antemano. Salteas verduras pre-picadas por unos 5 minutos y, al final, agregas el pollo. Condimentas como más te guste.
  • Crema de pollo y zapallo: cueces 1/4 de zapallo (calabaza) pre-picado. Mientras se cuece, picas pollo pre-cocido. Cuanto el zapallo esté cocido, agregas un poco de crema de coco y el pollo ya trozado. Agregas todo en una licuadora y listo.

Corta y pica los vegetales de antemano

Almacénalos en recipientes herméticos en el refrigerador. De esta manera, tendrás listo muchos de los ingredientes necesarios para hacer sopas, salteados de verdura, ensaladas y verduras al vapor.

  • Las cebollas, repollo, porotos verdes, zanahorias, kale y brócoli pueden lavarse y picarse de antemano.
  • Hierbas y vegetales como, pimentones, lechuga, tomates, perejil y cilantro se conservan mejor si se lavan y pican justo antes de prepararlos.

Snacks 

La gran mayoría de los snacks propuestos pueden ser preparados en grandes cantidades y conservados en tu refrigerador o congelados.

Desintoxica tu cocina

Saca una foto de tu refrigerador y despensa, y analiza que proporción de su contenido está compuesto por productos en lugar de alimentos. Elimínalos o al menos sácalos de tu vista para evitar tentaciones y reemplázalos por alimentos reales.

Selecciona tu moneda