¡Al fín! Una vida sin dolor

Es realmente una gran alegría haber seguido tu programa era lo que había estado buscando . Después de pasar muchos años con fibromialgia buscando alternativas que me ayudara con este dolor permanente hoy puedo decir …Estoy muy bien!! Sin dolor !
Gracias Matías! Espero sinceramente que mi experiencia le sirva a muchas personas!

Irene Kaplan, Santiago, Chile, Julio 2018

Problemas digestivos crónicos solucionados

Me aventuré a tomar el programa Kinu porque ya para mi era lo último por hacer. Hace más de 15 años que sufro de diarreas crónicas y muchos problemas digestivos asociados. Creía que era intolerante a la lactosa y evitaba comer gluten. Aún así mi problemas eran serios.
Ya lo había empezado a aceptar como parte de la vida.
Me hizo mucho sentido el programa porque iba en concordancia con varios cambios que quería implementar.
Al principio te sientes un poco abrumada por todo lo que conlleva el cambio. Nuevos y muchos ingredientes, nuevo sistema, nuevo pensar, nuevo actuar y algo no menos importante es que la rutina de la cocina cambia.
De a poco me fui adecuando y fui entendiendo e innovando en el comer.
El resultado fue inmediato! A los 4-5 días de haber empezado mi sistema digestivo empezó a calmarse y a armonizarse. Y al cabo de 10 días las diarreas se fueron por completo.
Ya se me había olvidado lo que era un sistema digestivo sano!
El cuerpo lo agradece de inmediato. Además de la mejora gastrica, sentí una mejora en las articulaciones y ya no fue necesario tomar antiinflamatorios para los dolores porque casi ya no habían. Se me fueron las jaquecas, la alergia a la primavera, polen o pasto bajo y lo más importante los “dolores de tripa” desaparecieron.
Lo recomiendo? Claro que si! Siempre que estes dispuesto a entender y a comprometerte contigo mismo!
Eating is fun! Go paleo!
Elly Kassis, Santiago, Chile, Mayo 2018

Para mi ha significado sentirme mejor, con menos dolor

Llegué a kinu coaching buscando tener herramientas para alimentarme mejor y ver si esto tenia impacto en mi artritis reumatoide. Tengo artritis hace 4 años, y a pesar que en el último tiempo he estado estable, sin crisis importantes, se ha mantenido un dolor basal en las articulaciones. Llegué con varias dudas, bien escéptica, a conocer de que se trataba lo que propone Matías, y de a poco fui haciendo cambios que indudablemente mejoraron mi estado de salud. Matías ha sido un excelente guía en este proceso, que es difícil, no les voy a mentir, pero él es un gran apoyo en esto, acompaña y explica muy bien el porqué de los cambios en la alimentación y en el estilo de vida. Mi experiencia fue muy buena, recomiendo totalmente que lo hagan, para mi ha significado sentirme mejor, con menos dolor . Además que las recetas son fáciles de hacer y la mayoría muy ricas (mi favorita lejos el caldillo de congrio y la granola paleo).

Daniela Orellana, Médico Psiquiatra, Santiago, Chile, Mayo 2018

 

Cada día me siento mejor y llena de energía

Lejos la mejor asesoría que he recibido en temas de nutrición.
Estoy muy feliz de haberte conocido y seguir tu programa, creo que ha sido mi mejor inversión. Cada día me siento mejor y llena de energía. Por eso lo recomiendo en un 100 %. Lo más importante entregas mucha confianza y seguridad.

Graciela Cereceda González, Iquique, Chile, mayo 2018

 

No sólo me orientó en alimentación, sino que también en otros aspectos de mi vida

Estoy muy agradecida, conforme y contenta del trabajo realizado con Matías, cumplió todas mis expectativas y más!. Tengo una enfermedad autoinmune llamada Graves Basedow, la que a su vez me originó hipertiroidismo y desde un comienzo los tratamientos convencionales ofrecidos por la medicina tradicional fueron bastante lapidarios y cavernarios y no me daban respuesta y solución a lo que yo buscaba, en resumidas cuentas, la medicina convencional me quedo chica y me falló. Comencé un autotratamiento con toda la información que fui recopilando en el camino de la sanación, hasta que di con la medicina funcional, de la cuál absorbí lo más que pude y de una forma muy amateur me fui tratando, sin embargo, siempre sentía que me faltaba algo, darle un orden a todo lo que comía, tener una pauta que me orientara en cuando a cantidades y combinaciones, en el fondo, darle una estructura equilibrada a lo que venía haciendo, hasta que encontré un reportaje de Matías por la web, que me pareció muy interesante, y que con solo leerlo sentí que era la respuesta a mis cuestionamientos y a lo que yo buscaba, más allá de hacerme sentido, me di cuenta que no estaba tan loca, y que sí había una forma de cura distinta a la convencional, que respeta tu cuerpo y los procesos de éste, y que lo que siempre creí, comenzaba a materializarse.

Posterior a esto, comencé mi plan de tratamiento con Matías y todo lo que tengo para él, es un infinito agradecimiento, porque no solo me orientó con la alimentación, sino que también con otros aspectos de mi vida, laboral, social, etc. Realmente es un profesional muy serio y comprometido con lo que efectúa, con mucha paciencia, donde siempre respondió a cada una de mis dudas e inquietudes, efectuó un acompañamiento constante, es un verdadero “entrenador”, de lo cual destaco su calidad humana y su optimismo, donde desde el inicio me dijo: “por supuesto que hay tratamiento y cura para lo tuyo”, ya con solo escuchar eso, te da la fuerza y el empuje para seguir adelante, saber que no es una invención tuya, sino que es darle forma a lo que mi instinto siempre me dijo.

Si bien, aún tengo la autoinmunidad presente en mi vida, al parecer (aún falta la percepción médica) el hipertiroidismo ya no existe y por los resultados de mis exámenes prontamente la enfermedad de Graves Basedow será un capítulo más de mi vida, y todo gracias a la alimentación funcional y a estas pautas, donde muchas veces, especialmente al inicio, se hacen cuesta arriba, por las tentaciones que ofrece el entorno, pero que a la larga tu cuerpo te agradece acostumbrándose y posteriormente con ver como mejora tu salud, estás dispuesta a todo sacrificio inicial, y que debo agregar, que con todas las sugerencias alimenticias de Matías no se pasan ni penas ni hambre, porque hay una enorme variedad de cosas realmente maravillosas y exquisitas, que lejos de ser una alimentación saludable fome, es algo muy gourmet y de buen gusto, que no tiene nada que envidiar a la comida tradicional, todo lo contrario, realmente delicioso, y lo mejor de todo… mi tentación (adicción) con el azúcar se acabó desde el primer día de implementado el tratamiento, nunca más ganas de comer algo dulce!

Como digo yo: “este tratamiento ha sido una tentación a mi paladar y la enfermedad un verdadero descubrimiento personal”.

Gracias por todo Matías

Elizabeth Fernández, Santiago, Chile, abril 2018

 

El Reboot cambió 100% mi relación con la comida y mi actitud acerca de la alimentación

Llegué a Matías por un artículo que leí sobre su visión acerca de la comida y el efecto que tiene en nuestro bienestar. Llevaba un par de años con varios malestares digestivos, reflujo, hinchazón, y luego de varios gastronterólgos, exámenes y hasta una endoscopía, lo único que me daban era antibióticos, los cuales tenían un efecto a corto plazo.
La visión de Matias me hizo sentido, y no me arrepiento de haber realizado el Reboot Digestivo. Es menos sacrificado de lo que pensaba, cambió 100% mi relación con la comida y mi actitud acerca de la alimentación, y ¡me siento mucho mejor! Ya no tengo reflujo ni malestares incómodos, y hasta bajé de peso. Tengo una hija de 2 años y agradezco también haber aprendido a mirar la nutrición con otros ojos porque creo que ella se va a beneficiar mucho de comer bien desde chica.
En todo momento Matías estuvo disponible para responder dudas, compartir su conocimiento y guiarme en el proceso. Recomiendo 100% su programa de Reboot Digestivo.
María Angélica Kaltwasser, Santiago, Chile, Febrero 2018

Cómo cambié mi vida a través de una alimentación consciente. 10 cm menos de cintura, más energía y mejoras en el estado de ánimo

Mi experiencia con Kinu Coaching, ha sido un cambio de vida, el que siempre busqué y por fin logré. ¿Cómo esta experiencia logró lo que otras no pudieron mantener en el tiempo? Fácil, lo que se experimenta es un cambio de consciencia, logras ver con tu cuerpo lo que diferentes alimentos provocan en él. Dependiendo de esto, verás si te sientes bien, más o menos o definitivamente mal. Literalmente entras en una nueva dimensión y, te alejas de aquellos alimentos que te han enseñado a comer, que todos comen y sin saberlo, te están perjudicando tu salud y bienestar. ¡La diferencia está en la experiencia!

Durante el mes donde comí en base a esta dieta, bajé como consecuencia, casi 6 kilos, 10 cms. de cintura (se debían en gran parte por inflamación) y mi estado de ánimo y niveles de energía mejoraron muchísimo.

Como consejo sugiero planificar muy bien antes de comenzar la dieta, sacar todo alimento de la despensa que no corresponda, hacer una lista de los alimentos que se consuman durante la primera semana, y ojalá, OJALÁ… no ser el único en hacer esta dieta en la casa, para mí eso fue crucial, mi marido la hizo conmigo, provocando en él también un cambio enorme de consciencia. Hoy ambos seguimos una dieta sana y nuestra energía nos ha hecho comenzar nuevamente practicar deportes, lo que en combinación nos ha hecho sentirnos muy bien.

Calidad de vida, no solo es vivir en un lugar maravilloso, lejos del ruido de las grandes ciudades, también es sentirse bien con uno mismo al incorporar a nuestro cuerpo los nutrientes que necesitamos para llevar una vida sana que nos hará sentir increíble.

Matías, fue una pieza clave en lograr todo esto. Sus consejos, enseñanzas, perseverancia son fundamentales para llevar a cabo esta dieta y el cambio que buscaba. Es un tremendo coach, le agradeceré eternamente lo que logró en mí y en mi familia.

Paula de la Maza, Puerto Varas, Enero 2018

 

He ampliado mi menú de comidas con preparaciones sencillas, sanas y ricas.

Me intereso contactar a kinu coaching, debido a que deseaba tener una vida mas saludable y poder controlar las inflamaciones de mi cuerpo, consecuencia de un TVP (trombosis venosa profunda) que sufrí hace algunos años y que me dejó como secuela una circulación mas lenta de la sangre, que provoca la inflamación de mi pierna, y varios otros malestares, por lo que debo mantener una sana alimentación libres de grasas y toxinas que ensucien mi sangre, es así que llegué a la decisión de comenzar mi Reboot Digestivo, el que me ayudo a identificar cuales eran los alimentos que me causaban mayores problemas y poder ademas saber cómo y qué alimentos consumir correctamente para evitar intoxicar mi cuerpo. Después de 6 semanas he logrado saber que alimentos no consumir y cuales son los que me aportan mayores beneficios, ademas de haber ampliado mi menú de comidas con preparaciones sencillas, sanas y ricas.

Para finalizar solo me queda agradecer la preocupación y disposición de mi Kinu coachiing, Matías Novoa, ya que ahora he descubierto que se puede llevar una vida saludable “sin morir de hambre” y disfrutando de todos los beneficios que nos aportan los alimentos.

Karla Chartier, Manchester, Inglaterra, diciembre 2018

 

No he vuelto a sentirme mal

Hola!
Soy chileno pero escribo desde Moscú. Conocí a Matias gracias a mi hermana en Chile que me envió un reportaje en la revista Paula. Ella me convenció de contactarlo, porque al comienzo no creía mucho. Y la sorpresa fue grande todo me resultó. Yo pensaba que comía sano pero después aprendí que no. Matias me enseñó a comer, a qué cosas mezclar o que cosas no comer, o en qué horario era mejor. Esto es algo que todos deberian saber, pero lamentablemente no es asi, asi que la ayuda de Matías ha sido muy importante. Gracias a él, no he vuelto a sentirme mal (con mis gastritis, reflujos, etc) y ahora puedo combatir de mejor forma mi trabajo en turnos.

Pablo Quiroga, Peridista, Moscú, Rusia, diciembre 2017

 

Descubrí qué dieta es la que mejor me beneficia

Luego de seguir el coaching de Matias, he podido descubrir aquellos alimentos que mejor me benefician. Durante los primeros 2 meses de mi plan de 6 meses, pude experimentar cambios muy positivos en mis niveles de energía, estados de ánimo, y salud en general. Además, he podido descubrir deliciosas recetas que puedo disfrutar diariamente, ¡y sin sentirme culpable! Me siento confiada de que ahora sí puedo implementar cambios duraderos en mi vida.

Sofía, Las Condes, Santiago, Chile, Junio 2017

Problemas crónicos solucionados con una dieta saludable

Soy médico, 68 años de edad. Por muchos años he sufrido de rinitis alérgica y sinusitis, por lo demás gozo de buena salud. Los cuadros de rinitis, catalogados como vasomotora comenzaron a hacerse más frecuentes de hace tres a cuatro años, junto a reflujo gastroesofágico nocturno y consecuentemente dificultad para conciliar y mantener el sueño, asociándose al mismo tiempo a cuadros de sinusitis alrededor de dos veces al año. Junto a lo anterior, dolores articulares ocasionales, al subir escaleras. Pensé, son los años que van pasando.
En julio del 2016, presenté un cuadro brusco de dolor faríngeo que rápidamente evolucionó a un síndrome febril severo y edema de faringe secundarios a un flegmón de la base de la lengua. Fuí hospitalizado de emergencia en una Unidad de Tratamientos Intensivos por el riesgo de obstrucción laríngea. Estuve seis días hospitalizado, con antibióticos endovenosos, corticoides, etc.
Dos semanas después, Matías me habló de las dietas de desintoxicación y me convenció de seguirla por dos meses y luego reintroducir grupos de alimentos en forma progresiva, siempre cuidando su procedencia y evitando el consumo de alimentos procesados.
Desde esa fecha no he vuelto a tener síntomas de reflujo y la rinitis vasomotora prácticamente desapareció. He vuelto a sentirme en muy buen estado general, durmiendo bien, teniendo más energía en mi trabajo, que es de alta demanda.
Hemos identificado al menos un grupo de alimentos que desencadenan los cuadros de rinitis en mí y corresponden a los alimentos lácteos. Estamos investigando ahora la respuesta a los derivados del gluten.
En resumen, estoy impresionado de los logros de esta dieta y sobre todo del cambio en relación a mi vida de todos los días.

Oscar, Médico, Las Condes, Santiago, Chile, Abril 2017

Dolores articulares mejoraron

Durante el mes de marzo y la mitad de abril decidí someterme a una dieta de eliminación de 5 productos que consumía habitualmente. Estos son:
– azúcar: entiéndase por esto no solo azúcar blanca y rubia sino cualquier producto que las contenga y en general productos procesados.
– soya
– gluten ( y cualquier producto que lo contenga)
– productos lácteos: leche, yogourt, mantequilla etc etc
– huevos
– Alimentos procesados
Esta decisión la tome para ver la posibilidad de que la alimentación estuviera influyendo en un sin número de procesos inflamatorios que he estado padeciendo desde hace tiempo.
Lo primero que me impresionó es qué hay muchísimas cosas y modos de preparar los alimentos que consumimos diariamente sin esos elementos.
Ya en la mitad del periodo de la dieta me atrevería a decir que por lo menos los dolores articulares me habían disminuido bastante.
Al ir introduciendo los productos nuevamente he notado , aunque no en forma inmediata, que he vuelto a tener dolores articulares y otros procesos inflamatorios. Al parecer lo que más influye en mi, son los azúcares y productos procesados.

Lucía, Las Condes, Santiago, Chile, Abril 2017

Cambios concretos: Bajar de peso y más energía

Antes de comenzar mi plan, pensé que tendría pocas opciones de comida y que no tendría tiempo de cocinar algo especial para mi. Con las recetas incluidas en el plan descubrí que no era así y que por el contrario, mis menús semanales se transformaron en platos variados y llenos sabor, tanto que le han gustado a toda la familia!
Ahora voy en la mitad de mi plan y veo cambios concretos: he bajado de peso, el aspecto de mi piel y de mi pelo ha mejorado, tengo más energía que antes, y mi cuerpo se ha deshinchado notoriamente. La gente lo nota y me lo comenta frecuentemente, estoy feliz con mi plan!

Paulina, La Reina, Santiago, Chile, Marzo 2017

Mejoras en tu bienestar, menor dolor

Sufría de artritis, falta de energía y además se me hacía imposible subir de peso. La orientación profesional que Matías me ha brindado, ha sido de gran importancia para mí. Me ha permitido mejorar mi bienestar de manera significativa, el dolor y la inflamación en mi brazo han mejorado, he logrado subir de peso, y he podido implementar nuevos hábitos alimenticios mucho más saludables y adaptados a mi persona. ¡Y lo mejor es que he descubierto que puedo comer rico de una manera saludable!

Laura, Sydney, Australia, Diciembre 2016